slogan

                                 telefono

Historia Hospital de Salamanca

El presente documento está basado en un extracto de la “Breve Reseña del nacimiento del Hospital de Salamanca” del autor Alfonso Maturana León.

entrada principal hospital

El nosocomio (1) Salamanquino encuentra su origen a fines del siglo XIX, en la 11ª sesión ordinaria de la Municipalidad de Salamanca del 01 de Octubre de 1894, ya se trataba el punto respecto a contratar un médico, para que atendiera los problemas de salud de la población, y que en esa condición respondiera como empleado municipal. Al inicio de dicha sesión se señalaba lo siguiente:

”Terminada la cuenta del regidor señor Abalos entrego al Secretario un pliego cerrado dirigido a la I. Municipalidad i suscitándose un incidente sobre si se debía abrirse o guardarse intacto hasta la próxima sesión, el señor Abalos pidió su devolución i presento una solicitud suscrita por trescientos veintiséis firmantes pidiendo se nombrara médico de la ciudad al señor Tomas Davis”.

El señor Tomas Davis, demostró durante su estancia un gran altruismo, ganándose la confianza del pueblo y este lo afianza como médico público. Sin embargo la salud de las personas era un tema complejo de resolver en aquella época, considerando la escasez de estos profesionales, la pobreza de las personas, las pestes que azotaban con frecuencia los valles y la nula disposición de fondos públicos, se convertía en un escenario difícil para cualquier protagonista político, sin embargo el Alcalde Don Julio Echavaria, hombre tenaz y generoso, se dio cuenta que la población necesitaba mayor contribución para enfrentar tan delicado asunto. Antes de esto la salud de Salamanca era atendida esporádicamente por médicos que venían a la zona, pero principalmente por personas yerbateras y meicas que hacían de parteras en los nacimientos de los niños. Las personas más enfermas eran atendidas en las casas, y los indigentes por la misericordia de la población en un lazareto (2), pues en Salamanca existía el lazareto principal que era el de El Consuelo.

Es así como nace “de puño y letra” una de las iniciativas más relevantes para el futuro de Salamanca donde a la Junta de Beneficencia se le expone vehementemente la situación de un pueblo de “gente pobre”, de la gran y de la necesidad de contar con un Hospital.          

Se transcribe integra la carta del Alcalde Don Julio Echavarria a la Junta de Beneficencia de Santiago pidiendo un terreno para construir un Hospital en Salamanca.

“Salamanca, abril 13 de 1898. La Ilustre municipalidad de Salamanca en sesión extraordinaria de 12 del actual acordó dirigirse a esa honorable Junta por mi conducto, para pedirle se sirva ceder para establecer un hospital en este pueblo, los censos de los sitios de la Villa de Salamanca i un pedazo de terreno para su instalación, cuya extensión i deslindes fija el señor administrador de la cada de huérfanos en su informe de 30 de diciembre de 1895 pagina 22.

Las razones que tuvo en vista la I. Municipalidad de Salamanca para hacer esta petición son perfectamente fundadas i justas. En primer lugar tomo en consideración que casi todos los pobladores de esta comuna son inquilinos de las haciendas de la beneficencia estos habitantes, completamente desheredados de la fortuna, es donde mayor estragos las epidemias que periódicamente azotan estos lugares. La mayor parte de estos infelices perecen, no de mal que los aqueja, sino de la intemperie en sus habitaciones insalubres no pudiendo tenerlas mejor a causa del sistema de arrendamiento, pues muchas veces son obligados a retirarse por el cambio de arrendatario de las haciendas.

Se hace pues indispensable proporcionar un asilo a estos infelices. El pueblo de Salamanca no es posible que tal vez el único de Chile que no tenga un asilo donde favorecer a sus hijos en los momentos críticos de la enfermedad. Esta falta se hace aún más sensible por encontrarse los lugares de asilos en poblaciones muy distantes, difícil de comunicación, Esta necesidad clama al cielo i así lo ha comprendido la honorable Junta de Beneficencia. Acordando el año 1864 ceder tres cuadras de terreno con ese fin, que desgraciadamente no se llevó a efecto. Así mismo el señor administrador Don Nathan Miers Cox, en su informe de 30 de diciembre de 1895 expone con justicia esta apremiante necesidad.

La municipalidad de Salamanca no puede con su escases de recursos atender un servicio tan indispensable i encuentra por conveniente hacerlo presente a la honorable Junta de Beneficencia en la actualidad que se va a hacer nuevos arrendamientos de las haciendas, que resuelva lo que más estime conveniente. Accediendo la honorable Junta de beneficencia a esta justísima petición de la municipalidad habrá comprometido la gratitud de todo un pueblo. Sera un acto de justicia reparadora. Con consideración de la alta estima me es grato saludar a la honorable Junta. Atte. SSS.- Julio Echavarria”.

Esta carta fue el inicio formal del nacimiento del Hospital de Salamanca impulsada por su primer alcalde Don Julio Echavarria. La Junta de Beneficencia dono el terreno donde actualmente se encuentra el Establecimiento de Salud. Los deslindes de ese terreno eran por el norte con el canal del consuelo; por el sur con la calle Infante; al oriente con el callejón El Consuelo y al poniente la calle Matilde de Salamanca. Entonces luego de esto, se comenzó a construir el Hospital de Salamanca, en 1900, con adobe y con la entrada principal hacia la calle Infante, esta tenía un gran pórtico y un gran jardín en su interior.

Este Hospital duro hasta el terremoto de 1965 donde quedo en malas condiciones, y se tomó la decisión de derribarlo. Por emergencias se tuvo que ocupar el nuevo Hospital que estaba en construcción y lo fueron entregando por etapas, hasta mediados de 196 se termina de construir el edificio. El Director del Hospital en esa época era el Doctor Justus Liebig Stegmaier. Antes el Hospital de Salamanca que pertenecía a la Beneficencia Publica pasa a formar parte en el año 1951 del Servicio Nacional de Salud, que se conformó por iniciativa del Dr. Salvador Allende. Hacia 1980 el Hospital de Salamanca pasa a formar parte del Servicio de Salud Coquimbo, cuando por decisión de la dictadura militar se da lugar a la Reforma de Salud que da origen al Sistema Nacional de Servicios de Salud. Con fecha 16 de Abril del año 2012, se firma la Resolución que adjudica las obras civiles para el nuevo edificio del Hospital de Salamanca, por casi $7.000 millones en el marco de una inversión total para el nuevo establecimiento de aproximadamente $8.000 millones.

Resea Historica 1

BIOGRAFIA

DR. JUSTUS LIEBIG STEIGMAIER

KARL HEINZ JUSTUS JULIUS LIEBIG STEIGMAIER, nació en la ciudad de Valparaíso el 24 de Febrero de 1920, realiza sus estudios de medicina en la facultad de medicina de la Universidad de Concepción, realizando los 2 últimos años en la facultad de medicina de la Universidad de Chile en Santiago, donde se titula de Médico Cirujano, el 31 de Diciembre de 1949.

En 1950 llega a Salamanca, permaneciendo en esta comuna hasta 1988, luego de 38 años de servicio a la comunidad, con entusiasmo y entrega, se siente parte de un pueblo que a su llegada cuenta con un Hospital de antigua construcción que data de año 1898. Asume primeramente como Medico Jefe de postas rurales, jefatura dependiente de la Junta de Beneficencia con residencia en la localidad de El Queñe.

Toma a su cargo la atención del sector rural en las localidades que en esos años contaban con practicantes, Cuncumen, Tranquilla, Tahuinco, San Agustín, Llimpo; además de atenciones al consultorio del seguro Obrero. A partir del año 1952 en que se fusionan los diferentes servicios incluidos a la Junta de Beneficencia y seguro obrero con la formación del Servicio Nacional De Salud, la atención rural pasa a depender de la Dirección del Hospital de Salamanca, siendo Director en esos momentos, el Doctor Placido Guerrero.

El edificio del Hospital de esa época, era una casona antigua de grandes dependencias, contaba con los servicios de medicina hombre, mujeres y maternidad, con una disponibilidad de 65 camas, pabellón quirúrgico, además de las dependencias de las oficinas administrativas, con un total aproximado de 25 funcionarios.

Al asumir la Dirección, una de las primeras prioridades fue el gestionar la construcción de un nuevo Hospital, además del aumento de funcionarios ambulancias para entregar una mejor atención. En 1962 se realiza la ampliación de la planta de Auxiliares de Enfermería y Auxiliares de Servicio, dentro de los cuales se amplía en número de choferes de 2 a 4. Un año después, en 1963, se inicia la construcción del nuevo Hospital, dependencias que se mantienen actualmente en vigencia.

En Abril del año 1964, asumen dos Médicos Generales de zona, el Doctor Leonardo de la Prida, y la Doctora María Inés Sanhueza, una necesidad que era urgente de resolver, ya que, el Doctor Liebig como médico único, no podía disponer de tiempo para realizar la atención de una población en crecimiento con muchos problemas de salud, difícil acceso por distancia y calidad de caminos, locomoción y medios de comunicación. Este hecho termina con las 24 horas de turno además de los 365 días disponibles para la atención tanto de pacientes hospitalizados como ambulatorios.

Con la participación de estos primeros médicos organiza la 1ª sala de hospitalizados de lactantes y niños, dando origen al Servicio de Pediatría, el cual era una necesidad urgente por los indicadores de alta mortalidad infantil. Simultáneamente organiza la atención de niños en la zona urbana y en todas las localidades rurales con el programa Control de Niño Sano. Crea el Laboratorio y Banco de Sangre del Hospital, para lo cual envía a capacitación al Instituto de Salud Pública y al Instituto Bacteriológico, a la auxiliar de enfermería Sra. Marlene Venegas, para realizar especialmente los exámenes de detección de TBC (Tuberculosis), quien se hacer cargo hasta la contratación de un Tecnólogo Medico.

En 1965 el Laboratorio Merck, le concede una beca para realizar la especialidad de Cirugía en la Universidad de Heidelberg, Alemania, por un periodo de 10 meses, en reconocimiento por sus logros en las intervenciones quirúrgicas realizadas en el nivel local, las que por calidad merecieron el reconocimiento de profesores de mucho renombre, como el profesor neurocirujano Dr. Alfonso Asenjo, ante la recepción de una paciente intervenida por un grave accidente con fractura de cráneo. Su partida a Alemania es posterior al terremoto de Marzo de 1965, catástrofe que deja en malas condiciones el antiguo hospital, debiéndose trasladar todas las dependencias a la nueva construcción que aún no se encontraba terminada, a su regreso ya están todas las dependencias terminadas, con excepción del pabellón quirúrgico, que continuaba funcionando en la antigua construcción, en el cual a pesar de no ofrecer las mejores condiciones, se continuaban realizando intervenciones de apendicitis, hernias, cesáreas y urgencias quirúrgicas.

Resea Historica 2

Entre los años 1962 al 1971 se logra un gran aumento de la planta de personal para el Hospital y de 25 funcionarios con los que contaba el Hospital a 52 funcionarios para la atención de 43 camas de hospitalización, se aumentan los cargos médicos a 4 médicos generales de zona, a 3 los cargos de odontólogos, 1 cargo de tecnólogo médico y enfermera, 3 matronas, 2 asistentes sociales y 1 nutricionista. 1968 se organiza el servicio de rayos x, lo que viene a dar solución a una carencia en la comuna, además mantiene un convenio con la Universidad de Chile, para realizar estudios y campañas contra la enfermedad de Chagas, que era otro de los flagelos que asolaban la salud de los habitantes de la comuna, especialmente del sector rural, trabajo de investigación que realiza el Doctor Werner Apt y su equipo. Implementa y programa la atención del sector rural con rondas mensuales a 10 localidades con equipo multiprofesional, incluido el Medico.

Las rondas se realizan a partir de esa fecha en las postas rurales y en lugares donde no existía postas, en sedes comunitarias o casa particulares cedidas para este fin. En 1978 realiza un convenio con el Instituto de Educación Rural para la formación de auxiliares de postas rurales con formación en salud familiar, además de los conocimientos propios en la atención en salud, el requisito fundamental era pertenecer a una localidad rural a fin de asegurar la permanencia en los cargos, en 1979 asumen estos profesionales en las postas de Tranquilla, Chillepin, San Agustín, Cuncumen, Cunlagua. Se retira a fines de 1988 dejando a sus 38 años de desempeño en la Comuna de Salamanca, las bases de una mejor salud, el acercamiento de la salud hacia los más recónditos lugares de la comuna.

En todos esos años pasaron muchos Médicos Generales de zona que hoy son profesores Universitarios, profesionales que resaltaron en su labor, además recibieron el apoyo para poder realizar actividades que los llevo a conseguir puntajes suficientes para sus especialidades. Fomento entre los funcionarios la instancia de convivencia y recreación, apoyando el deporte, siendo presidente del Deportivo del Hospital. Sus costumbres austeras transmitió a quienes trabajaron en esos tiempos junto a él, manifestando el cuidado del recinto y sus bienes, como si fueran propios. A la comunidad le entrego 38 años de su vida profesional, y a su regreso de Alemania, no cambio su vida tranquila y su personal por un mejor establecimiento con mayor tecnología, ni por un trabajo con mejores expectativas económicas. Posterior a su retiro del Hospital de Salamanca, se desempeñó por 2 años en el Departamento de Salud Municipal, volviendo a realizar rondas rurales a las postas donde se inició siendo estas sus últimas actividades.

Fallece en la ciudad de Santiago el 29 de Enero, en 1990 y en Septiembre del año 2012, fue distinguido como representante de la salud comunal, en las festividades del Bicentenario.

Agrupación 3 de Octubre, Ex Funcionarios Hospital de Salamanca.

Hospital de Salamanca 2018. Infante 891....